Vamos a comentar la obra de Luis de Morales La virgen con el niño, tal vez  la más representativa del maestro del manierismo renacentista español.

Virgen con el niño. 1570. Museo del Prado.

El cuadro representa una Madonna, una virgen madre de Dios.  Es un óleo sobre tabla pintado en 1570. Se encuentra actualmente en el Museo del Prado, pero hay otras versiones en otros museos, lo que de partida ya nos indica que es uno de los temas predilectos de este pintor.

Iconografía o tema.

El autor sigue la  temática medieval gótica del "coloquio maternal", según la cual la madre mira melancólicamente al niño, consciente de su futura pasión, mientras éste, también consciente de su destino, busca el pecho de su madre para alimentarse y demostrarnos su naturaleza mortal. El tema es uno de los más demandados por la Contrarreforma católica y, en concreto, por los conventos españoles.

Características artísticas manieristas.

En la obra se aprecian muchas influencias de la pintura renacentista italiana, por lo que hacemos de nuestro pintor uno de los principales manieristas españoles:

  • En las formas robustas del niño se refleja el concepto de la grandiosidad del cuerpo humano conforme al manierismo romano que proviene de Miguel Angel.
  • La gradación cromática, así como el tratamiento del pelo y el esfumato son fruto de la influencia de Leonardo Da Vinci.
  • El alargamiento y languidez del modelo humano y el colorido pastel nos recuerda al Parmigianino.

Nótese otro rasgo manierista como es el unir los dos dedos centrales de la mano.

Pese a estas deudas de la pintura italiana hay que decir que Morales es de los pintores más originales de nuestra pintura del siglo XVI. Aporta:

  • Un modelo femenino muy delicado. El rostro de la virgen, de forma oval, barbilla puntiaguda y ojos abultados resulta reconocible en toda su obra. Se ha querido ver en este modelo la influencia de Rafael Sanzio, pero a mi entender son bellezas femeninas muy distintas.
  • Se adelanta en varias décadas a Caravaggio en la utilización del tenebrismo como recurso pictórico. La luz nos resalta exclusivamente las figuras de la virgen y del niño, dejando en absoluta oscuridad el lugar donde se encuentran.
  • Su obra invita al recogimiento, al misticismo sentimental y a la devoción.

La obra y la trascendencia de Luis de Morales.

Luis de Morales realiza su obra básicamente en Extremadura (Badajoz).

Sus cuadros son de una espiritualidad tan descarnada que han enfervorizado a los fieles a lo largo de los siglos y han influido notablemente en las artes figurativas del barroco español. En la siguiente presentación podemos ver una amplia muestra de su obra.

La virgen con el niño es su obra más conocida y replicada, pero además posee muchos otros modelos iconográficos, sobre todo, de la Pasión de Cristo, que también tuvieron mucho éxito en el siglo XVII como La Piedad, El Ecce-Homo, La Dolorosa o El Cristo atado a la columna. También son reseñables las escenas compuestas para retablos sobre la historia de la virgen (La Visitación, La Anunciación, La presentación...).