CABEZA, TRONCO Y EXTREMIDADES

Aquí tenemos el primer juego que os propongo para investigar sobre Grecia. Para ver el segundo pincha aquí.

En este habrá que

1.- Reconocer a quien representan estas imágenes (Título) y a su autor (si debemos conocerle).

2.- Donde se encontraron y en que museos se hallan ahora.

3.- Ofrecer el resultado ordenando cronológicamente las obras.

CONDICIONES DEL JUEGO.

  • La contestación será a través de los comentarios y habrá que contestar las seis obras de una vez en una lista numerada por orden cronológico (ej. imagen 3, 6, 4...). Esta vez no consiste en elegir una única obra y contestar a la misma sino que debe darse solución a las 6 para que la respuesta sea válida y dar el resultado ordenado por criterio cronológico.
  • El premio es suculento. Todo aquel que conteste correctamente la lista completa obtendrá un punto en el control. Si se falla, aunque sólo sea una de las seis obras y se hayan contestado a las cinco restantes, no se obtiene nada.
  • Sólo hay una posibilidad de comentario por persona. Por ello, hasta que no tengáis todo el ejercicio hecho no lo mandéis.
  • Vuestros comentarios no aparecerán en el blog hasta el viernes por la tarde. Ese día publicaré todas las contestaciones y diré si hay ganador o ganadores.

RESPUESTAS CORRECTAS Y GANADORES

Han sido varios los ganadores. Os agradezco el esfuerzo a todos y espero que hayáis visitado muchos museos y muchas webs hasta encontrar las soluciones. Ha habido algunos concursantes que no han cumplido el requisito del orden cronológico y otros que no han encontrado alguno de los datos pedidos, pero como el conjunto estaba completo al 90 por ciento lo puedo dar por válido.

Desvelemos las esculturas escondidas en estos detalles expuestos y hagamos unos breves comentarios con la aportación de todos. El orden es el cronólógico para apreciar la evolución del bulto redondo griego en 500 años.

Dama de Auxerre, 650 a. X (Imagen nº 6)

La dama de Auxerre, también conocida como Kore de Auxerre, es una escultura griega de pequeño tamaño (75 cms.) de la etapa arcaica (s. VII a.C), realizada en piedra calcárea. Fue hallada en 1909  por un empleado del Museo del Louvre en un pequeño museo de la ciudad de Auxerre, desconociéndose cómo había llegado a ese lugar. Hoy se encuentra en el Museo del Louvre, en París.

Las Korai eran representaciones femeninas típicas de la cultura griega desde la época arcaica. Podían ser sacerdotisas o damas que se ofrecían a una diosa, de ahí la mano sobre el pecho en señal de exvoto. La de Auxerre es una de las más antiguas y refleja rasgos de la civilización prehelénica como el modelo humano ( cintura de avispa), como de la cultura egipcia (rigidez y geometrismo de las formas). A ello hay que añadir detalles propios de un momento primitivo del arte griego como los ojos almendrados y  la enigmática expresión o sonrisa arcaica. Lleva un vestido ceñido a su cuerpo con un manto sobre sus hombros. Realmente no se ven las formas, sino que simplemente es un bloque de piedra tallado para insinuar casi como si fuera una abstracción, el cuerpo humano.

Jinete Rampin, 550 a. C. (Imagen nº 1).

El Jinete Rampin, también llamado Caballero Rampin, es una escultura perteneciente al Período arcaico de Grecia (550 a. C), realizada en mármol de Paros. La cabeza de la escultura fue hallada en el año 1877, el tronco y el caballo en el año 1886, ambas partes procedían de la zona sur de las ruinas de la Acrópolis de Atenas. Fue esculpida por un artista de los talleres de Ática.

Técnicamente refleja una evolución considerable con respecto a la Dama de Auxerre. Se trata de un kuros, la versión masculina de la estatua oferente, pero es algo distinto a los habituales puesto que se le representa ecuestre. El hombre además rompe con la frontalidad al girar ligeramene la cabeza hacia su hombro izquierdo. El deatalllismo geométrico de su cabello y la sonrisa eginética denotan su pertenencia a la escuela jónica.

Guerrero de Riace “A”, 460 a. C. (Imagen nº 2).

El Guerrero de Riace “A” (ya que hay dos y al mas joven se le denomina A y al mas viejo B) que no se sabe a ciencia cierta a quien representan, aunque se les supone héroes mitológicos por el casco de uno y la empuñadura de lanza y escudo de otro. También se desconoce quien pudo ser su autor y dónde y para dónde pudieron ser hechos, aunque se data la pareja hacia el 460 a. C, por lo que son uno de los bronces originales que nos han llegado milagrosamente de la etapa de transición entre la etapa arcaica y la etapa clásica. El bronce fue encontrado en un pecio submarino en 1972 en las cercanías de la localidad de Riace, en la provincia de Regio de Calabria. En la actualidad, se exponen en el Museo Nacional de la Magna Grecia de Regio de Calabria.

Como características artísticas hay que destacar en primer lugar la gran maestría demostrada para realizar la obra a cera perdida, técnica especialmente compleja, en unas figuras de casi dos metros de altura. El artista demuestra además un perfecto conocimiento de la anatomía y del comportamiento de la musculatura. En esta obra podemos encontrar ya los cuatro rasgos que constituyen la escultura clásica: idealización corporal, bella, joven y atlética; serenidad o equilibrio emocional, que se refleja en un rostro calmo; movimiento contenido, el cuerpo gira en contraposto a la cabeza y una pierna carga el peso de la figura mientras que la otra se adelanta ligeramente; y, por último, la pose es digna, merecedora de un héroe.

Hermes y Dionisios niño de Praxíteles, 360 a. C. (Imagen nº 4)

Hermes con el niño Dioniso es una escultura griega de mármol de 2,12 ctms., atribuida al escultor Praxíteles realizada entre el 360 al 340 a.C. Se encuentra en el Museo Arqueológico de Olimpia habiendo sido hallada en el año 1877 entre las ruinas del templo dedicado a Hera donde, sabemos por Pausanias, era parte de la ornamentación, por lo que podría ser la obra original.

El cuerpo de Hermes refleja un modelado más suave, menos musculado que el guerrero de Riace. La exagerada curvatura de la cadera es un rasgo muy particular de Praxíteles. El tema desmitifica a los dioses puesto que el artista satiriza la historia de Dioniso, al presentarnos a un dios niño que ya se avalanzaba sobre el racimo de uvas que le presentaría Hermes en el desaparecido brazo derecho.

Ares Ludovisi de Lisipo, año 320 a. C. (Imagen nº 5)

Esta representación del dios Ares perteneció a la familia Ludovisi, de la que recibio el nombre. Es copia romana del escultor  Lisipo, fechada de 320 a.C. Perteneció a la decoración dell templo de Marte en Roma. Se conserva en el Museo de las Termas de Roma aunque también hay otra copia de la misma obra en el Museo de Nápoles.

Representa irónicamente al dios griego de la guerra de manera poco digna, desarmado y relajado, víctima del amor que se enreda entre sus pies. El resto de la figura encaja en los rasgos más clásicos: idealización corporal, serenidad y movimiento contenido.

Boxeador de las Termas, 100-50 a. C. (Imagen nº 3)


El púgil de las Termas es una escultura de bronce de la etapa helenística. Fue encontrada en 1885 en las ruinas de las termas de Constantino. No se sabe con certeza quién fue el autor de esta genialidad escultórica ni con exactitud la fecha de su fundición. Actualmente se conserva en el Museo Nacional Romano.

La figura representa a un boxeador, un kuros, en posición de reposo sentado sobre una roca. Las manos están enguantadas. Su cuerpo parece cansado y su rostro jadeante refleja las heridas de la pelea. La crudeza realista de su cara con cortes sangrantes y la nariz partida es el rasgo más distintivo que le identifica con el helenismo.